España2000 rechaza la actitud totalitaria de algunos partidos de Velilla


Los partidos políticos Somos Velilla, PSOE, IU-CAM, UPyD y una concejala no adscrita del Ayuntamiento de Velilla y Podemos Velilla, han firmado un escrito en el que acusan a la actual responsable de Cáritas Velilla de publicar comentarios de carácter xenófobo y racista, de realizar malas prácticas a la hora de repartir las ayudas que otorga esta asociación, y de atentar contra los derechos más elementales del ser humano, acusaciones todas ellas muy graves y judicialmente perseguidas y penadas.

Desde España2000 recordamos a los firmantes de este escrito, que tienen el deber de denunciar a la justicia si son realmente conocedores de que la responsable de Cáritas ha cometido tan graves hechos, como indican en su escrito, puesto que si no actúan así se convierten en encubridores, cómplices y tendrían entonces responsabilidades penales.

Queremos recordar también, desde España2000, a los firmantes que la calumnia también está penada, es decir, imputar a una persona un acto que constituye un delito, a sabiendas de que no se ha cometido, con el gravamen de que la calumnia se ha realizado desde varios espacios públicos de difusión.

Pero mucho nos tememos que nadie va a acudir a los juzgados, puesto que este escrito es parte de una campaña de desprestigio que está sufriendo Cáritas Velilla y en particular, su responsable desde hace ya algún tiempo, porque lo único que molesta a los firmantes de ese escrito es que actualmente Cáritas utiliza un local cedido por el Ayuntamiento para desempeñar su labor.

España2000 no es firmante de este escrito, que ha conocido a través de la prensa y tampoco comparte las acusaciones gravísimas que se le atribuyen a la responsable de Cáritas.

Aún no compartiendo España2000 la forma de gestión de ayudas de Cáritas, valoramos su trabajo, que realizan desinteresadamente por los necesitados y jamás diremos a una entidad asistencial “privada” como Cáritas, lo que tiene o no tiene que hacer, decir o quien la debe dirigir, como parece que pretenden hacer los partidos de de izquierdas que encabezan esas graves acusaciones.