Parte del dinero de Plaza de España fue derivado a otras obras

La sociedad mixta Plaza de España San Fernando SL, que se creó con el fin de realizar la rehabilitación de las viviendas y el espacio público de la Plaza de España de San Fernando de Henares, actualmente en concurso de acreedores, pagó al menos 16.787 euros a la empresa GPS, propiedad al 100% de CCOO, para que realizara estudios sobre la rehabilitación de otro barrio de la localidad que nada tenía que ver con las citadas obras.

En la actualidad, la deuda que arrastra la sociedad Plaza de España, presidida en su día por el entonces alcalde, Julio Setién (IU), supera los 90 millones de euros. La deuda tiene en vilo a más de 80 familias, que no se explican a dónde fue a parar ese dinero, y que ahora viven con la espada de Damocles encima porque pueden ser desahuciados de sus viviendas provisionales al no salir adelante la operación. 

En la factura a la que ha tenido acceso este diario, GPS factura a Plaza de España S.L. 16.787 euros por la prestación de «servicios de gestión de estudios previos necesarios para declarar el área de rehabilitación del ámbito denominado Barrio Nazario Calonge». 

De acuerdo a los extractos de contabilidad, GPS cobró de Plaza de España un total de 223.316,47 euros, llegando a cobrar por adelantado en muchas ocasiones, según el PP, que ha tenido acceso a los extractos.

Según estos, en 2009, la sociedad participada por CCOO cobró 38.946 euros. En 2010 facturó 145.423 euros y cobró 184.369 euros. En 2011 no cobró ni facturó nada y cerró el balance debiendo los 38.946 euros cobrados pero no facturados. 

«Ahora que después de mucho pedir la documentación la tenemos, vemos que desde la sociedad se han realizado multitud de pagos que nada tienen que ver con la rehabilitación de la Plaza de España, dinero gastado indebidamente», señaló Eusebio González, portavoz del PP en la localidad.

«Para el PP esto demuestra que la sociedad ha sido dirigida arbitrariamente por el anterior alcalde sin dar explicaciones a nadie y que la situacion que nos encontramos es la gente que está sin viviendas, y que muy probablemente el conjunto de los vecinos vamos a pagar la deuda de esta empresa, que es superior a los 90 millones», afirmó el portavoz, que exigirá responsabilidades a los que gestinaron la sociedad y el reintegro del «dinero que se ha gastado incorrectamente».

Este periódico trató ayer sin éxito de obtener la versión del ex alcalde, Julio Setién, jubilado hace un año y del actual regidor, Ángel Moreno, también de IU.