San Fernando cierra su SPA municipal cuatro años después de su apertura


Justo antes de marcharse de vacaciones, los políticos de San Fernando soltaban una bomba que no va a gustar a gran parte de sus vecinos, ya que el pasado jueves el Consistorio sanfernandino decidía cerrar el SPA municipal cuatro años después de su inauguración. El motivo que esgrimen: pocos visitantes para una infraestructura que costó tres millones y medio de euros.

La decisión se ha tomado por parte del equipo de Gobierno de San Fernando, una vez analizados los datos económicos y de usuarios de este servicio municipal. El cierre del SPA, de momento, es temporal durante 2014, entendiendo que no se trata de un servicio municipal esencial y que hay que priorizar otro tipo de instalaciones, actividades y promoción deportiva en San Fernando que sí se entiende como algo esencial.

Antes de tomar esta decisión, se ha invitado a numerosas empresas a que conocieran las instalaciones y el servicio, pero todas han rechazado participar o asumir la gestión del centro hidrotermal de San Fernando, al resultar deficitario. Hay que recordar que sólo durante los dos últimos años (desde 2012) los incrementos en el coste energético de esta instalación (lo que supone la mayoría del coste total del servicio), se han disparado en un 40% con las subidas progresivas de las tarifas eléctricas.

El incremento llega casi al 80% si se contabiliza desde la apertura del SPA. Tampoco el nivel de usuarios de esta instalación ha sido elevado en ningún momento, a pesar de las campañas captación y de bonos regalo que se han realizado. La decisión del equipo de Gobierno en San Fernando es consecuencia también de optimizar los recursos municipales y priorizar el mantenimiento de todos los servicios que sean básicos para la población.

Sin embargo las explicaciones del Consistorio no satisfacían a casi nadie. El PP, por ejemplo, afirma que se cierra porque desde su apertura ha sido una total ruina. "Cuando apenas acaban de cumplirse 4 años de su inauguración, IU ha anunciado que cerrará las instalaciones del SPA municipal, sin tener fecha prevista para su reapertura. La principal causa que alegan para el cierre es el aumento de las tarifas de los suministros eléctricos, aunque, en realidad, el SPA no ha sido rentable en ningún momento desde que se abrieron sus puertas. Incluso antes de la apertura, IU ya tenía previsiones de pérdidas cuantiosas por el mantenimiento del centro termal. Ya en el año 2008 el Director del área realizó un informe en el que hacía una estimación del coste anual de la explotación de estas instalaciones en el que se calculaba que los gastos serían de 565.800€, mientras que los ingresos tan sólo ascenderían a 264.000€", explican.

"Sin embargo, los datos reales son aún más negativos. Durante el año 2012, los ingresos del SPA ascendieron a 36.693,90€ mientras que los gastos alcanzaron los 214.631,35€. De manera que la relación entre gastos e ingresos es de un 600% más de gastos que de ingresos, es decir, que cada usuario que se gastaba 16€ (entrada de adultos de tarde o sábado), los vecinos le pagábamos casi 80€", afirman los populares.

En este sentido, el portavoz popular, Eusebio González, ha manifestado que “llevamos años avisando de la ruina que era el Spa para los vecinos de San Fernando de Henares, suponía un agujero en el que se perdía muchísimo dinero que podría haberse destinado a otras partidas prioritarias para nuestros vecinos. En todos estos años, el equipo de Gobierno de IU no ha tomado medidas efectivas para reducir la diferencia entre el coste de mantenimiento y los ingresos que producía el SPA desde el primer momento. Tan sólo se han realizado algunas promociones y se realizó una reducción del horario, que ya era poco atractivo desde el inicio, puesto que el fin de semana, que es el periodo en el que tendría más usos, tan sólo se abría los sábados en horario de mañana".

“La solución para sacarle rentabilidad es evidente que no podía ser ninguna de las medidas que adoptaron. Reduciendo el horario, sólo consigues menos visitas, pero el coste de mantenimiento de las instalaciones apenas se reduce. Con una buena gestión, hubiera sido posible evitar el enorme despilfarro que ha supuesto tener abierto el centro termal” ha explicado González.

"Por otro lado, este cierre ha vuelto a poner en evidencia la falta de previsión de IU, puesto que en octubre se aprobaron las Ordenanzas Fiscales para el ejercicio 2014, en las que se incluían las tasas del SPA", concluyen los populares.