La fábrica de Coronita en Azuqueca de Henares dejará a 42 familias en la calle

La empresa fabricante de la cerveza mexicana, el Grupo Modelo, con sede en Azuqueca de Henares,  ha presentado un Expediente de Regulación de Empleo que supondría la salida de la compañía de 42 de sus casi 100 empleados.

La empresa “Modelo Europa” fabricante de la referida cerveza aumentó sus ventas un 7% en plena crisis económica, limitándose la empresa a señalar que el ERE aplicado es por “causas organizativas”.

Y es que las políticas mundialistas aplicadas por la partitocracia en España, tiene estos amargos frutos como resultado.

Basta con darse un paseo por los polígonos industriales azudenses para sacar la conclusión de que son un conjunto de naves vacías agrupadas, con raras excepciones.

La creciente deslocalización de las empresas en los polígonos de Azuqueca de Henares, deberían hacer reflexionar a los ciudadanos del municipio sobre la gestión de Pablo Bellido (PSOE) al frente del consistorio, alcalde más preocupado en colocar pancartas políticas publicitarias y realizar marketing político partidista a través de la revista municipal que pagamos todos, que en mantener la poca industria que, tras años de socialdemocracia en el consistorio, queda en pie.

Y es lógico, ya que PSOE y PP llevan años aplicando políticas mundialistas, donde los trabajadores son peones sin futuro, y  las empresas van donde más resultados económicos se obtengan aunque con ello se sacrifique la calidad, la seguridad, los derechos laborales, etc…

De todas las políticas mundialistas, hay que destacar la de “papeles para todos”, inmigración masiva a la que se somete a la localidad castellana de Azuqueca de Henares, la cual tiene como consecuencia más directa una rebaja de salarios, mayor competencia laboral, mayor dificultad en el acceso a las ayudas y viviendas, más inseguridad, islamización creciente, más conflictos sociales, etc…

Con éste panorama social, es lógico que las empresas huyan de la ciudad Azuqueca.

Y es el consistorio municipal el primer frente de batalla para mantener la industria y por tanto el empleo en el municipio. Sería un engaño a la ciudadanía por parte del equipo de gobierno manifestar su ausencia de responsabilidad en la materia y como ya viene siendo habitual, decir que la culpa es de otro.

No puedo nada más que mostrar mi más firme condena tanto a la actitud capitalista y avariciosa de la empresa que no muestra ningún arraigo, ni respeto por sus trabajadores y sus familias, las cuales tienen ahora un panorama desolador.

Así como mi más firme rechazo y crítica a la gestión económica e industrial llevada a cabo por el equipo de Gobierno socialista azudense, que siempre  “echa balones fuera” y nunca tiene ninguna responsabilidad sobre los desastrosos datos de empleo en el municipio, y la constante creciente desindustrialización.

Tras 30 años al frente, va siendo hora de un cambio político real, un cambio que apueste por la defensa de los trabajadores y sus derechos, por la defensa de la industria y de los sectores estratégicos nacionales.

Es la hora de que los habitantes de Azuqueca no hagan caso a los mensajes y proclamas demagógicas de la partitocracia actual, y se preocupen por su futuro y el de sus hijos, endeudados hasta la eternidad, y apuesten por alternativas reales, como a mi parecer es España2000.

Alberto García