Seis meses que han hundido más a San Fernando

Ya han transcurrido seis meses de la marcha –más bien pareció una huida- del ex alcalde Julio Setién de la alcaldía del Real Sitio y la posterior toma de posesión de Ángel Moreno, habiéndose agravado la situación en la que se encontraba San Fernando, la cual puede llegar a ser calificada como catastrófica.

Ángel Moreno, el cual se encuentra desbordado por el puesto que ostenta, y la inoperancia de su grupo municipal, Izquierda Unida, han demostrado que son incapaces de abordar los problemas tan graves que azotan a la localidad.

Desde España2000 entendemos que es inaceptable que el equipo de gobierno municipal se siga riendo de los sanfernandinos. En su día, los vecinos ya sufrimos el teatro de la huelga de hambre del ex alcalde y su incapacidad para gestionar el municipio; ahora estamos viendo como la incompetencia y dejadez de Ángel Moreno está llevando a San Fernando a una situación crítica, que puede dejar al pueblo herido de muerte.

Una deuda de más de 100 millones de euros, ostentar el dudoso honor de ser uno de los pueblos con más tasa de paro de toda la Comunidad, contar con una plantilla municipal que diariamente es pisoteada por los gobernantes municipales y tener la plaza pública más importante embargada, además de ser denunciados por hacer en ella obras ilegales que han provocado 200 familias estén en la calle sin poder acceder a sus propiedades, son la serie de “grandes” logros que ha conseguido el dúo Setién – Moreno.


Obviamente, España2000 ha informado a los sanfernandinos de lo que estos pésimos gestores han hecho con el dinero de todos y su incapacidad para revertir la dura situación en la que vivimos. Es lamentable que ante esta pésima situación, sólo se piense en celebrar una gran fiesta del PCE en terreno municipal, la cual no aportará ganancia alguna para las arcas municipales ni la hostelería local, si no que únicamente supondrá un gasto añadido de servicio de limpieza y de seguridad que asumirán todos nuestros conciudadanos, y no se busquen alternativas para emplear a los parados españoles de la localidad.

Sandro Algaba