El alcalde abandona a sus vecinos

El día 15 de marzo los vecinos de San Fernando de Henares, se levantaron con la noticia de que Julio Setién ha dimitido de su cargo como alcalde del municipio. 

No nos sorprende para nada que se haya marchado en este momento, momento que especialmente están sufriendo los vecinos afectados de la Plaza de España, los cuales siguen sin poder acceder a sus viviendas, obra que en su momento fue catalogada por los partidos firmantes "como un avance para San Fernando". Sin embargo, finalmente no ha sido ningún avance y únicamente está trayendo quebraderos de cabeza a nuestro municipio, principalmente para estas 200 familias que se encuentran al borde de quedarse en la calle y en el más completo desamparo, dado que el alquiler ya no lo costea la empresa encargada de la obra, sino los propios vecinos. 

Gracias al proyecto de la Plaza de España y la deuda que ha generado -90 millones-, San Fernando ya cuenta con una deuda de más de 130 millones de euros. Como viene siendo habitual en España, los políticos se empeñan en que esta deuda deben pagarla los vecinos que religiosamente han cumplido con sus obligaciones tributarias, y, por eso, la corporación municipal se ha empeñado en suprimir fiestas populares de larga tradición, además de reprimir a las peñas de la localidad. 

Tampoco hay que olvidar el alto índice de paro que sufrimos, con más de 3.700 parados, que en comparación con poblaciones con un número parecido de habitantes, es desorbitada. 

No han pasado ni dos años desde que se le confió el puesto crucial de ser nuestro alcalde y ha decidido marcharse, recuerda a cierto suceso del Navío Costa Concordia, donde el capitán fue el primero en abandonar un barco a la deriva; ¿este abandono se debe a los sucesos anteriores?¿o la guerra interna entre los miembros de IU?¿o simplemente por motivos personales, como nos quiere hacer creer? 

Dice que lo mejor que se lleva en su despedida es la cercanía con el pueblo. Nos preguntamos nosotros ¿qué pueblo? ¿ese pueblo por el que hizo una huelga de hambre, que más que huelga de hambre pareció una dieta de verano? 

Este es Julio Setién, el que cuando hace falta abandona el barco. 

Sandro Algaba