¿Expolio hídrico?

La provincia de Guadalajara se opone a que los embalses de Entrepeñas y Buendía realicen un nuevo trasvase de agua del Tajo al Segura, pues la situación de prealerta de la cabecera hace dicho trasvase inviable e incluso perjudicial para el entorno y el medioambiente de la zona, ya que durante el pasado año hidrológico se ha trasvasado hacia el Segura más agua que ha entrado en los embalses de cabecera. 

En el caso de realizarse dicho trasvase, la situación medioambiental, social y económica de la zona se vería profundamente dañada, se causaría un perjuicio irreparable, y que por lo tanto actualmente cualquier trasvase de la cabecera del Tajo, el cual cuenta con unas reservas de 599 hectómetros cúbicos, lo que supone un 24,21 por ciento de su capacidad, a la cuenca del Segura, a la que se le proporciona el agua, que está al 56,27 por ciento de su capacidad, es un ejercicio de irresponsabilidad total. 

Por ello, considero que debe derogarse o que se retrotraigan los acuerdos aprobados para esta anualidad hidrológica consistentes en el trasvase de 102 hectómetros cúbicos, ya que de producirse dicho trasvase se estaría perjudicando gravemente a todos los municipios ribereños de la zona, así como limitando su desarrollo económico, social, y medioambiental en el futuro. 

Alberto García