España2000 con los trabajadores de Iberia

Iberia, un poco de historia.

Iberia fue fundada el en 1927 como monopolio del transporte aéreo español y ya en 1929 fue forzada a aportar sus rutas y aviones a la recién creada CLASSA, para formar un monopolio con una sola compañía que agrupara todas las existentes por entonces en España. Durante la Segunda República se creó LAPE, que absorbió todas las rutas y bienes de CLASSA. Durante los años de existencia de CLASSA y LAPE, Iberia se convirtió en una sociedad durmiente sin actividad real.

En 1937 fue reactivada y hasta 1939, fue una aerolínea de ámbito exclusivamente nacional, año en que realizó su primer vuelo internacional entre Madrid y Lisboa.

Iberia, monopolio privado, fue nacionalizada en 1944, pasando a formar parte del Instituto Nacional de Industria. En septiembre de 1946 fue la primera aerolínea en volar entre Europa y América del Sur, en 1954 se inauguró el vuelo entre Madrid y Nueva York.

A partir de entonces la flota y las rutas de Iberia fueron creciendo por todo el mundo, impulsada por el fuerte auge del aumento de pasaje turístico y por el crecimiento de la renta disponible en España.

La privatización de Iberia.

A comienzos de 1990 y a instancias del gobierno socialista de Felipe González los directivos del Instituto Nacional de Industria, propietario de la mayoría del capital de Iberia, plantearon una estrategia de ampliación de la compañía, con el objetivo de preparar la liberalización de los mercados aéreos en la Unión Europea, se llevó a cabo la adquisición de una parte de Aerolíneas Argentinas, de la venezolana Viasa y de la chilena Ladeco. El resultado de esta estrategia, fue un fracaso. La pésima gestión de Aerolíneas y las dificultades para poner en marcha una gestión de la compañía desde Iberia abocaron a una situación insostenible para la aerolínea española. Las pérdidas fueron cuantiosas. El INI, a través del Gobierno español, tuvo que acometer dos ampliaciones de capital. La autorización de la Comisión Europea para que el Estado español aportara capitales logró sacar a Iberia de la bancarrota técnica en la que estuvo inmersa en 1994. Poco después, se puso en marcha el proceso de reajuste de Iberia, que pasó por el cambio de directivos y gerentes, la salida ordenada de las participadas latinoamericanas, reducción de costes, los primeros despidos, e inicio del proceso de privatización definitiva de la aerolínea española.

En el 1999 pasó a formar parte de la alianza Oneworld, junto con las aerolíneas de British Airways y de American Airlines, entre otras.

El año 2001 marcó también un antes y un después en la historia de la compañía. Con su salida a Bolsa en abril de ese año culminaba el proceso de privatización de la compañía y dejaba de ser una empresa pública. En el 2011 se fusiona con British Airways.

Iberia hoy.

Además de las rutas aéreas, Iberia realiza mantenimiento aeronáutico, actividad que presta a su propia flota y a la de otras 100 empresas más, incluidas algunas de las más importantes de Europa, en su base de mantenimiento de La Muñoza en Barajas. Iberia es el primer operador de asistencia a aviones y pasajeros en todos los aeropuertos de España; tiene entre sus clientes a más de 200 compañías aéreas.

Por otro lado, Iberia fue fundadora y tiene todavía un porcentaje de la propiedad de Amadeus, el sistema de reservas informáticas líder del mundo. Además creó Iberswiss, empresa que producía más de 14 millones de bandejas de comida al año y que posteriormente vendió. Participa en el negocio de los viajes turísticos a través de los turoperadores Viva Tours y en el transporte urgente con Cacesa.

En 2006 Iberia cerró su base de operaciones de Barcelona y creó una línea aérea de bajo coste denominada Clickair, con base en el Aeropuerto de Barcelona. Un año después de su primer vuelo, Clickair se convirtió en la aerolínea líder en el Aeropuerto de Barcelona. En 2009 Clickair se fusionó con su rival Vueling. Iberia tiene el 45% del accionariado de la sociedad resultante.

Fusión con British Airways.

En 2008, Iberia y la aerolínea británica British Airways comenzaron negociaciones para fusionarse. Se trataba fundamentalmente de una fusión a nivel económico ya que ambas empresas mantendrían sus propias marcas dentro de la nueva aerolínea, que se convertiría en uno de los grupos aéreos internacionales más grandes del sector: la tercera compañía aérea a nivel mundial. Se mantendrán ambas marcas según las conocidas Estructuras de Nacionalidad de ambas compañías para evitar la pérdida de derechos de vuelo, sobre todo hacia países de Latinoamérica, ya que estos son acuerdos bilaterales entre estados.

En 2009 los consejos de administración de Iberia y British Airways dieron por fin el visto bueno a la fusión. Se creó una nueva sociedad, IAG, propietaria de British Airways e Iberia. La sede social y fiscal del nuevo 'holding' se sitúa en Madrid, mientras que la financiera está en Londres. En 2011 Iberia y British Airways dejaron de cotizar en bolsa para ser sustituidas por IAG desde ese día.

Desde que se hizo efectivo el proceso de integración se ha favorecido a British Airways, la cual aumentó su cuota de mercado un 23% en España, en detrimento de Iberia, que ha reducido su cuota en más un 15%.

Recientemente se ha creado Iberia Express, iniciativa similar a las creaciones de Viva Air, Binter Mediterráneo o Clickair que hicieron perder cerca de 200 millones de euros a Iberia y con el objetivo final, nos tememos, de entregar y regalar la matriz Iberia a la aerolínea británica British Airways.

Hoy los trabajadores españoles sufren una de las consecuencias de esa privatización y esa venta encubierta a los ingleses:

3.807 trabajadores a la calle, el 19% del total de la plantilla.

España2000 defiende a los trabajadores.

Por eso España2000 muestra su apoyo incondicional a los trabajadores de Iberia en su lucha por el mantenimiento de los puestos de trabajo y esperamos e instamos que la compañía IAG (actual propietaria de Iberia) reconsidere su Plan de Transformación, recapacite y preste una especial atención a las propuestas que los representantes de los trabajadores han puesto sobre la mesa de negociación.

España2000 en este caso, y en otros similares, ya lo había advertido:

la privatización de las empresas nacionales, la venta y destrucción de nuestro patrimonio y tejido económico solo tiene como consecuencia el despido de miles de trabajadores o tener que aceptar en convertirse en mano de obra barata dispuesta a aceptar condiciones de trabajo propias de otras épocas y de otros países.