Carta de un vecino: Robos, peleas y canutos, la realidad azudense

No hay semana que no se produzca algún hecho o acto delictivo en la ciudad de Azuqueca de Henares, aunque los medios informativos los callen. Lo último, un robo en más de 20 trasteros en pleno centro de la ciudad, teniendo a menos de 100 metros la comisaria de la policía local y el ayuntamiento, y a unos 300 el de la guardia civil. 

No se trata de sucesos aislados, ya que por ejemplo, hace poco robaron casi un motor entero de un coche en un garaje cercano al mismo sitio, también es habitual ver algún coche quemado o deteriorado por los vándalos. 

Ese sitio, céntrico y destacado de la ciudad, ya tiene apodo, se llama el “cuadrilátero”. O por lo menos es así como lo llaman los chavales de diferentes orígenes y nacionalidades, que pertenecen a bandas y que se citan en este lugar para pelearse mutuamente, así como para mercadear el menudeo de droga. 

Como vecino me parece lamentable que el actual consistorio (psoe-iu) se desentienda o ignore estos hechos, así como ni siquiera les de la repercusión precisa a través de la revista municipal, para que el resto de vecinos estén informados de estos deleznables sucesos. 

El silencio informativo sobre los actos vandálicos, robos en propiedades, y peleas de bandas extranjeras en la ciudad, aún siendo constantes y ocurriendo múltiples veces todas las semanas, es total. No entiendo como un medio de comunicación o el propio consistorio puede callar la inseguridad clamorosa que viven los vecinos, de momento estos actos mayoritariamente han sido sólo en propiedades y vehículos pero si la situación sigue así, no me extrañaría que ocurriera cualquier desgracia mucho mayor. 

Así mismo debo referirme a la pasividad del consistorio en materia de seguridad ciudadana y salud pública, porque en este mismo lugar, es habitual ver grupos de jóvenes fumando marihuana y hachís con toda naturalidad, ya que como yo supongo, son conscientes que el consistorio no actúa dando las órdenes oportunas para sancionar estos actos. 

La verdad es que, como vecino, siento indignación y frustración al respecto. Me siento indefenso, y tengo el temor de que le pase algo a mi vehiculo, a mis propiedades, o a mi vivienda, o peor aún a mis hijos, ya que juegan en los parques del que ahora se llama el “cuadrilátero”. 

Por ello, creo que en Azuqueca de Henares hace falta un cambio, alguien que defienda a los vecinos de verdad, un cambio social-patriota, y que de seguridad a los vecinos, frente a la actual inseguridad. 

Fdo: Alberto García